"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

miércoles, 2 de diciembre de 2009

¡Colabora con nosotros! Carta de Ketty en nombre de ALE


Queridos amigos:


Quizás os preguntéis quién os ha enviado este e-mail y quiénes somos.

ALE es una asociación que comenzó su andadura como tal en el año 2003. Formamos parte de ALE un numeroso grupo de padres que creemos que la educación en el hogar es una opción responsable y adecuada para nuestros hijos.

Nuestros objetivos son conseguir, en España, la misma legalidad de la que goza la Educación en el Hogar en otros países de la Unión Europea y de América (Reino Unido, Francia, EEUU, Canadá...); sabemos, por experiencia, que esta propuesta causa asombro, ya que está muy extendida la idea de que la mejor vía es la educación en un ambiente diferente al familiar y rodeado de iguales. Apelamos, por ello, a los derechos básicos que en materia de libertades reconoce nuestra Constitución en su artículo 27, donde se expresa claramente que: "Todos tienen el derecho a la educación". Se reconoce la libertad de enseñanza, y, más adelante, "la enseñanza básica es obligatoria y gratuita".

Porque vivimos un momento de profundo cambio sociológico donde el entorno ha perdido su papel de transmisor de valores y la escuela se ve sobrepasada por la necesidad de ofertar un currículum formativo que se adapte a las necesidades de cada niño, no hay razón para descartar otras posibilidades educativas. Nosotros, padres, madres y tutores legales, responsables últimos de la educación de nuestras hijas e hijos, creemos en una educación que permita adquirir competencias para ser ciudadanos responsables en un mundo cambiante.

La Educación en el Hogar es una alternativa válida en una sociedad madura, plural y auténticamente democrática.

Dicho todo esto, mi carta tiene un propósito. Desde que ALE comenzó no ha dejado de ayudar a familias en todo tipo de asuntos legales que han tenido que lidiar por el hecho de sacar a sus hijos del colegio y empezar a educarles en casa.

Necesitamos fondos para poder hacer frente a tantas necesidades. Algunos de nuestros miembros desempeñan un gran papel ayudando a familias, desplazándose a sus casas, haciendo informes sobre los hijos para presentar en fiscalía, contestar al teléfono y pasar horas ayudando a unos y a otros. En fin, tenemos que correr con muchos gastos a los que en muchas ocasiones no podemos hacer frente. A pesar de que los miembros de ALE pagamos una mínima cuota anual, esto no es suficiente.

Para empezar os hablaré de unos de los casos que llegó a ALE hace casi 3 años. Es mi propia familia, los Branson-Sánchez. Cuando mi marido y yo decidimos tomar el paso de educar en casa, yo me puse a indagar en internet qué podría encontrar y dónde buscar apoyo, asesoramiento y ayuda. Me puse en contacto con ALE y desde el principio encontré la ayuda que necesitaba. No con todas las familias ocurre lo mismo pero mi marido y yo tuvimos que hacer frente a dos denuncias por parte de la fiscalía del menor que nos acusaban de desacato a la autoridad y de abandono de familia por el mero hecho de haber sacado a nuestros hijos del colegio. Por supuesto la fiscalía optó por archivar sus denuncias y desde entonces educamos sin ningún tipo de presión por parte de nadie.

ALE tuvo un gran impacto en nosotros de la manera en la que nos ayudaron en todo momento. Llegaron incluso a asistir con nosotros, como entidad, a declarar ante la comisión de educación y cultura del parlamento vasco pidiendo que esta opción educativa se aceptara en el País Vasco. ALE nos proveyó de todo el material necesario para poder estar preparados ante un fiscal. Y lo curioso de todo es que NINGÚN puesto en ALE es pagado. Todo se hace por voluntariado ya que nuestra economía no nos da para tanto.

Por esto es que apelamos a vuestra ayuda para:

1. Poder levantar fondos para poder ayudar a nuestros contactos de mejor manera.
2. Tomar parte y contactar a los políticos, empujar a que cambien las leyes y nos puedan reconocer como una opción legítima.
3. Desplazarnos a diferentes lugares de España para ayudar, apoyar e incluso animar a la gente que se siente sola.
4. Poder llegar incluso a pagar los abogados que algunas familias necesitan contratar para poder defenderse ante un fiscal o un juez.
5. Poder tener por lo menos a dos personas con salario para no robar más tiempo gratis de sus familias. Algunas de nuestras familias que trabajan para ALE tienen además otro trabajo secular, por ello deberíamos suplir esa necesidad.

Y otros tantos proyectos que tenemos que podrían llevarse a cabo con más fondos.
Por eso te pido que si nuestra causa es algo que entiendes y puedes llegar a apoyarla, te conviertas en uno de nuestros socios simpatizantes y puedas aportar la ayuda económica que esté en tus manos. Para ellos puedes ingresar lo que desees en el número de cuenta siguiente:

A.L.E. Asociación por la Libre Educación
Número de cuenta: La Caixa 2100 5720 52 0200063453

NIF: G63033468

Si por otro lado quieres hacerte socio simpatizante y apoyarnos también económicamente, puedes entrar en nuestra página web y hacerte socio online. Nuestro e-mail es :

educacionlibre@educacionlibre.org
Telf.- (+34) 691 48 97 05 - 691 48 97 06

Y sin más, muchas gracias por tu comprensión y tu apoyo y un cordial saludo.


Ketty Sánchez

Responsable de Gestión de Recursos


No hay comentarios:

Publicar un comentario