"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

lunes, 26 de abril de 2010

Datos interesantes antes de castigar

Algunos datos que necesitamos conocer antes de decidir usar los castigos con nuestros hijos:

- Los estudios llevados a cabo sobre los antecedentes familiares en delincuentes, tanto en chicos como en chicas, mostraban una pauta de castigo duro, punitivo, asertivo del poder paterno, en contraste con los muchachos que no son delincuentes. (Martin, 1975)

- Un estudio sobre presos violentos en la prisión estatal de San Quintín, a las afueras de San Francisco, puso de manifiesto que el cien por cien de ellos habían experimentado violencia extrema en casa cuando tenían entre uno y tres años. (Maurer, 1976)

- Se ha constatado que los asesinos recibieron castigos físicos con más frecuencia y con más severidad en su etapa infantil que sus hermanos que no cometieron ningún homicidio. (Palmer, 1962)

- En el seguimiento de un estudio de chicos juzgados como criminales potenciales, tan sólo el 32% de aquellos con dos padres afectuosos habían sido condenados por delitos; el 36% de aquellos con una madre cariñosa y un padre punitivo y hostil habían sido condenados; el 46% de aquellos con una madre punitiva y hostil y un padre cariñoso habían sido condenados. Pero el 70% de aquellos con dos padres punitivos y hostiles habían sido condenados por delitos. (McCord y McCord, 1958)

- Brian Gilmartin, autor del Gilmartin Report, afirma: "Virtualmente, cada estudio sobre los antecedentes familiares de criminales violentos ha demostrado que los ciudadanos que han estado sujetos a muchos azotes y otras formas de castigo físico por parte de sus padres y otros supervisores adultos, son más propensos a infringir las leyes". (Gilmartin, 1979)

- Un estudio realizado en Oregón demostró una correlación positiva entre el vandalismo escolar y el castigo corporal. Los colegios que usaban más castigos físicos tenían unos índices de vandalismo más elevados. Los centros que usaban menos castigos tenían menos vandalismo. (Hyman, McDowell y Raines, 1975)


(art. original en http://sincastigos.ning.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario