"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

lunes, 8 de noviembre de 2010

Fortalece la autoestima de tu hijo: "mamá, me siento útil"


Lógicamente un niño o niña no va a decirte esa frase. Pero tú notarás en sus ojos, en sus palabras y en su voz que así es. Conseguir que un niño se sienta útil, es bastante sencillo. Y se puede practicar casi desde el nacimiento…
Para ello te será de gran ayuda observar cuidadosamente los actos de tu peque, prestando especial atención a los logros. Tu objetivo es que se sientan útiles para sí mismos y útiles para los demás.
Mientras son bebés, el bebé disfrutará cada vez que escuche de su madre o padre la descripción de sus grandes logros. Y digo grandes, porque así son para ellos. Coger con su manita algo que está a su alcance y que lleva varios días intentando irá grabando en su cerebro que “puede” conseguir lo que se proponga.
Desde que comienzan a moverse, disfruta haciendo las mismas tareas que su persona de referencia. Así que agradece cualquier pequeño gesto de ayuda (ya sé que a veces esa ayuda es lenta y torpe, pero mejorará a medida que crecen). En el momento de agradecer no basta un simple “gracias”, sino que tu hijo sentirá más su utilidad si describes, nuevamente, cómo ha “mejorado” tu vida con su colaboración.
Así descubrirá que puede ser útil a las demás personas y a medida que vaya creciendo lo irá incorporando al resto de personas que conocerá. Una parte importante de la autoestima es sentirse útil. La otra es saber respetar nuestros propios límites. En nuestro siguiente artículo daremos unas pinceladas sobre ello.

Tomado de www.sincastigos.com

1 comentario: