"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

viernes, 29 de abril de 2011

Educar en casa: un derecho inalienable

Educar en casa es un derecho. La Constitución garantiza el derecho de los padres de educar a sus hijos en base a sus convicciones morales y/o religiosas, y eso incluye poder educar en casa, independientemente de lo que un juez o tribunal concretos y puntuales pueda opinar en un momento circunstancial (Os recuerdo a todos, queridos lectores, que después de la famosa sentencia del Constitucional de diciembre de 2010 han sido archivados por fiscalía o el juez tres casos de homeschooling distintos, por lo que es evidente que es una opción que se puede considerar legal, si no no la permitiría ningún juez).

Es un derecho al estilo de cómo lo son todos los derechos en el Estado español, que están reconocidos o permitidos (educar en casa entraría en la categoría de permitidos pero aún no reconocidos), pero apenas garantizados. En España ya estamos acostumbrados a que para ejercer nuestros derechos tengamos que luchar mucho, pero no solo para derechos que deseamos ejercer una minoría, como pueda ser el homeschooling, o la adopción por parte de familias monoparentales u homosexuales, que muchas dificultades también encuentran a la hora de hacer prevalecer sus derechos en nuestra sociedad castiza y paleta, la verdad es que para derechos que consideramos tan básicos como la vivienda, el trabajo o la igualdad, por no hablar de la salud, no veas lo que hay que luchar en ocasiones, porque en España no se garantiza nada, ninguno de los derechos más básicos y fundamentales para cualquier ciudadano del planeta están garantizados en nuestro país, pero eso sí, nos creemos que formamos parte del primer mundo. ¿Estamos seguros de ello?
Si nadie duda de que tener trabajo es un derecho, tener una vivienda digna es un derecho, o tener un servicio de salud público es un derecho, independientemente de si el Estado lo garantiza o no, que nadie dude que elegir como educar a un hijo es también un derecho, lo garantice el Estado o no. Es nuestro derecho inalienable como padres, y debemos ejercerlo.



Azucena Caballero

5 comentarios:

  1. Azu, yo creo que lo que nos une en la ALE a personas de distintas creencias, convicciones políticas o ideológicas es el convencimiento de que el derecho a la libre educación, derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, en definitiva el derecho a la libertad educativa, es un derecho inalienable, independientemente como bien dices de lo que el legislador o el Estado diga al respecto.

    Pero tenemos que tener cuidado, precisamente para respetar la aconfesionalidad y la imparcialidad de ALE en otros campos -ideológicos o políticos- no añadir cuando hablamos del homeschooling otras convicciones ajenas, por ejemplo, el pretendido o supuesto derecho a adoptar por una pareja de personas del mismo sexo. Esto último, que tú pones aquí al mismo nivel que el derecho a educar a nuestros hijos según nuestras convicciones, no es el tema de la ALE, ni es algo en el que exista consenso. Busquemos lo que nos une. Por no existir, no existe consenso ni entre las mismas personas homosexuales: te aseguro que hay homosexuales que han hablado en contra de este supuesto derecho, diciendo lo que muchos creemos, que el derecho es del niño a ser adoptado, y no de los adultos a adoptar. Y de ser adoptado por un padre y una madre. Pensar esto no es de castizos ni de paletos, sino que tenemos derecho a pensar así en tema tan polémico. Supera las creencias religiosas, como lo hace el tema del aborto (otro supuesto "derecho" que muchos no admitimos, no sólo por ser cristianos, sino por ser de razón natural, simplemten). Creo que es asunto de mucho calado este, y muy necesario para que ALE sea pluralista y quepamos todos. Unidos en la defensa del derecho básico e inalienable a la libertad de educación, del que forma parte el homeschooling, pero siendo conscientes de que si la vocación de la ALE, yo lo creo, es a la pluralidad y aconfesionalidad, tanto religiosa como idelógica, debemos evitar al hablar en nombre de todos lo que nos desuna.
    Un saludo, Arantza

    ResponderEliminar
  2. Azu, yo creo que lo que nos une en la ALE a personas de distintas creencias, convicciones políticas o ideológicas es el convencimiento de que el derecho a la libre educación, derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, en definitiva el derecho a la libertad educativa, es un derecho inalienable, independientemente como bien dices de lo que el legislador o el Estado diga al respecto.

    Pero tenemos que tener cuidado, precisamente para respetar la aconfesionalidad y la imparcialidad de ALE en otros campos -ideológicos o políticos- no añadir cuando hablamos del homeschooling otras convicciones ajenas, por ejemplo, el pretendido o supuesto derecho a adoptar por una pareja de personas del mismo sexo. Esto último, que tú pones aquí al mismo nivel que el derecho a educar a nuestros hijos según nuestras convicciones, no es el tema de la ALE, ni es algo en el que exista consenso. Busquemos lo que nos une. Por no existir, no existe consenso ni entre las mismas personas homosexuales: te aseguro que hay homosexuales que han hablado en contra de este supuesto derecho, diciendo lo que muchos creemos, que el derecho es del niño a ser adoptado, y no de los adultos a adoptar. Y de ser adoptado por un padre y una madre. Pensar esto no es de castizos ni de paletos, sino que tenemos derecho a pensar así en tema tan polémico. Supera las creencias religiosas, como lo hace el tema del aborto (otro supuesto "derecho" que muchos no admitimos, no sólo por ser cristianos, sino por ser de razón natural, simplemten). Creo que es asunto de mucho calado este, y muy necesario para que ALE sea pluralista y quepamos todos. Unidos en la defensa del derecho básico e inalienable a la libertad de educación, del que forma parte el homeschooling, pero siendo conscientes de que si la vocación de la ALE, yo lo creo, es a la pluralidad y aconfesionalidad, tanto religiosa como idelógica, debemos evitar al hablar en nombre de todos lo que nos desuna.
    Un saludo, Arantza

    ResponderEliminar
  3. Creo que está bien la entrada, una cosa es algo firmado por la junta y otra en título personal. También me parece bien que Arantza escribe su comentaría después, eso es la comunicación en acción. Pienso que Ale es plural, y eso es algo importante, y para beneficiar de esta pluralidad podemos intentar comunicar bien los distintos puntos de vista que tenemos, y ver como personas con distintos ideas pueden compartir uno muy importante, que es educar sus hijos en casa. Si es cierto que en oficial comunicaciones es importante respectar a todos, y si hay algo que se puede chocar con las distintas sensibilidades de personas que forman nuestra asociación tenemos que intentar representar a todos en la manera más respetosa posible. Dicho eso, y dado que estamos al punto de 'relaunch' nuestro blog, creo que el blog se puede representar la opinión personal de la persona que firma lo que está escrito, sin que la asociaron pierde su pluralidad.

    Un abrazo a los dos, Daragh

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo Daragh con lo que dices, y quizás haya tomado el artículo de Azucena algo así como pretexto para introducir este otro tema, y al haber sido ella presidenta de ALE hasta hace nada, pues no deja de parecer representarnos un poco a todos, y bueno, pues por eso lo comenté (será para bien). Es cierto que la suya no era más que una entrada personal en el blog, y por eso os agradezco mucho a los dos, Daragh, y Azu en el foro, el que hayáis atendido tan bien el argumento.

    Volviendo al artículo, totalmente de acuerdo pues en que:

    -el derecho a elegir la educación de los hijos es anterior e independiente a que lo reconozcan las leyes o legisladores.
    -que después de la sentencia del TC se han seguido archivando los casos denunciados, con lo que no hacemos nada ilegal.

    Y que es nuestro derecho, y el de nuestros hijos, y que debemos ejercerlo. Pues nada, con eso termino, un saludo, Arantza

    ResponderEliminar
  5. porfavor quisiera saber los pasos que debo dar para poder hacer uso de homeschooling .estoy desesperada ,mi hija no quiere ir al instituto y me gustaria que estudiara e casa

    ResponderEliminar