"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

viernes, 24 de junio de 2011

Homeschooling en España

La educación en casa es una opción educativa aceptada y normalizada en Europa, excepto en Alemania, donde nunca se ha llegado a eliminar una ley del nazismo que lo prohibió, y que además es muy común en Estados Unidos, donde los estudiantes homeschoolers son muy apreciados por las universidades por su formación crítica y su responsabilidad.

En Cataluña ya hay un avance en el reconocimiento del homeschooling aunque no ha sido desarrollado el marco legal completamente, como explica la profesora de derecho Madelen Goiria en su blog “La opción de educar en casa”.

En España puede haber unos 4.000 niños que estudian en sus casas, con diferentes modelos y por diferentes razones, y la asociación que más familias suma es la Asociación para la Libre Educación, que pide desde hace años el reconocimiento de la educación en casa y la posibilidad de que estos niños se puedan presentar a exámenes libres a los 16 años sin sufrir discriminación.
El estudio del profesor Carlos Cabo y los libros publicados por la Asociación para la Libre Educación dan una visión completa de la variedad del movimiento homeschooler en España y de la normalidad en la que estas familias se desarrollan.

El homeschooling es normal

Thomas Edison, Ágata Cristhie, Mozart, Frank Lloyd Wright, Louis Armstromg, Beatrix Potter, Hans Christian Andersen, Alexander Graham Bell y Jane Austen fueron homeschoolers entre otros muchos, algunos durante toda su infancia y otros durante un tiempo.

También lo son muchos personajes conocidos en la actualidad, como Julian Assange, Condolezza Rice, Elijah Wood, los Jonas Brothers, todos de muy diferente orientación ideológica o profesional, y otros muchos quizá menos conocidos para el público español, pero que son la muestra palpable que los niños que son educados en casa pueden desarrollar sus carreras académicas y su personalidad de forma completa.

No olvidemos que, en España, existe un centro oficial de educación en el hogar para niños que residen en otros países, para niños que viven en el circo o para los que ejercen profesiones como cantantes o actores, además de para los deportistas de élite.

En estos casos, la insistencia en que la socialización normal solamente se da en la escuela parece tener poca importancia y, sin duda, la escuela no es el único ambiente en el que crecer con una rica vida social y emocional con personas de todas las edades y amigos con los que jugar y compartir.

Una buena parte de las familias que educan en casa lo hacen, exactamente igual que quienes mandan a sus hijos a un internado, matriculando a sus hijos en escuelas de otros países donde la educación en casa es algo normalizado, para acceder a la titulación convalidable y demostrar que sus niños reciben una educación de calidad y homologable.

Otras prefieren hacerlo directamente sin escolarización a distancia y, en mi opinión y experiencia, ambos métodos son válidos.

1 comentario:

  1. Lo que es triste es que esté mejor visto mandar a tu hijo a un internado que educarlo en el seno de su familia.

    ResponderEliminar