"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

martes, 9 de agosto de 2011

Conocimientos mínimos

Seguro que habéis leído esta noticia:

El 70% de los alumnos de 14 y 15 años de Madrid no tiene los conocimientos mínimos

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/alumnos/anos/Madrid/tiene/conocimientos/minimos/elpepusoc/20110805elpepusoc_3/Tes

Estas pruebas se centran sólo en competencias de lengua y matemáticas. No sé si es porque el ministerio opina que lo verdaderamente necesario en la educación de una persona son sólo estas materias, o tal vez lo haya hecho por simplificar. Los alumnos, por su parte, ven que ni en televisión ni en internet aparece alguien famoso o rico por sus habilidades en lengua y matemáticas, con lo que podemos imaginarnos su actitud. Tal vez sea eso a lo que se refiere la viceconsejera al achacar los malos resultados al "uso excesivo de las calculadoras".

Me pregunto qué sucedería si se evaluasen otras competencias básicas como la autoestima, la resolución de conflictos o la capacidad para comprender y aceptar a la persona de enfrente.

Saludos

3 comentarios:

  1. Me parece increíble por varios motivos.

    Por el bajo nivel de conocimientos académicos de los alumnos.

    Porque se evalúen estos dos aspectos académicos a estas edades; lengua y mates debían ser una prioridad en primaria, para luego, una vez bien asentados, centrarse en otras materias de mayor apertura al mundo. Son como los cimientos, pero los cimientos han de ponerse al principio y luego cuidarlos, no seguir reforzando algo cuando ya has empezado a colocar las paredes de la casa.

    Porque, como tú dices, no se evalúen ni probablemente se enseñe educación emocional, cuando probablemente es lo que más podría ayudar a los niños a desarrollarse plenamente.

    Muy interesante esta entrada. 1beso.

    ResponderEliminar
  2. Probablemente dos veces... estoy dormida a esta hora de la mañana.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus comentarios, María.

    Un saludo
    Paco

    ResponderEliminar