"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

jueves, 25 de agosto de 2011

“Tal estímulo, tal respuesta”: Apostando por los Cambios y el Respeto a los mismos, si estos son para Mejorar!


“Antes nos daba miedo el bosque. Era el bosque del lobo, de la bruja, de la oscuridad. Cuando los abuelos nos contaban cuentos, el bosque era el lugar preferido para esconder en él seres malévolos, trampas y angustias. En unas cuantas décadas, pero, todo ha cambiado. La ciudad se ha vuelto insegura y sospechosa; por otro lado, han aparecido los verdes, los ambientalistas, los animalistas, que predican el retorno a lo verde, al bosque. De pronto, la ciudad se ha convertido en un lugar feo, gris, agresivo, peligroso y monstruoso; el bosque, en cambio, se ha vuelto bello, luminoso, objeto de sueños y deseos”

(1996)    Francesco Tonucci, Pedagogo

Educar a los/las hijos/as es, ante todo y según legislación,  RESPONSABILIDAD de los padres/madres y esta responsabilidad no debería limitarse a llevarlos 10 años a la escuela para que otras personas se responsabilicen de su educación, sin más, durante 5 o 6 horas diarias a lo largo de 10 cursos escolares. ¿Es que acaso el resto del tiempo los/las hijos/as no existen ni viven? ¿Es que acaso ser padres/madres responsables y preocuparse por la educación y el futuro de los/las hijos/as es sólo asumir la responsabilidad de llevarlos a la escuela sin falta y bien peinados? ¿Es posible quizás que los padres/madres no pintemos nada en la educación de los/las hijos/as? ¿Por qué entonces, según la Constitución, se nos reconoce como máximos responsables si no se nos permite asumir dicha responsabilidad 100%?

Motivada por la indignación que siento después de saber que otra familia, que cuida, protege y educa a sus hijos con conciencia y responsabilidad, ha sido imputada y está pendiente de juicio, me pronuncio dando mi respuesta al estímulo recibido que me ha hecho pensar y plantearme lo siguiente:
Hoy en día, todavía hay muchos militares (hombres y mujeres) que dejan (y ya hace siglos que los ejércitos actúan así) a sus familias para ir a poner “orden” allí donde los mandan ir. La mayoría, por no decir todos/as, llevan a sus hijos/as a centros escolares, es obvio, no los pueden atender porque no están en casa dado que están en casa de otras personas molestándolas, por no decir matándolas, para quitarles sus recursos naturales y sus bienes pues hacen falta para el mundo de occidente, sobretodo, para mantener escuelas (muchas de ellas internados) y otros ámbitos y sectores del sistema, así como también muchas otras necesidades superfluas y absurdas de la gente “occidentalizada” que es la que mantiene y paga los sueldos de los militares con sus impuestos. A los padres/madres de profesión militar se les considera personas responsables porque sirven a la patria y tienen a sus hijos/as escolarizados. Nadie los criminaliza ni persigue, son padres/madres modélicos, se supone.
Los padres/madres que educamos a nuestros hijos/as en casa, renunciando a otras cosas para entregarnos por entero a su bienestar y educación, no tenemos la misma suerte que los/las padres/madres militares pues nos persiguen, nos acosan, nos criminalizan, nos denuncian y nos acusan de abandonarlos sólo porque no necesitamos usar el servicio educativo que nos ofrece el sistema de vida occidental durante los 10 años que dicho sistema establece como obligatorios,... Y yo me pregunto:
¿Bajo que criterio se puede justificar y demostrar que un padre/madre que no usa la escuela para educar a sus hijos/as porque prioriza sus necesidades más básicas y, sobretodo, vitales, renunciando a muchas cosas para tener tiempo para cuidarlos/as y  educarlos/as como se merecen dado que los/las aman y quieren lo mejor para ellos/as y así consideran que deben hacerlo, es un/a irresponsable o un/a maltratador/a?
 ¿Qué es ser mejor o peor, más responsable o más irresponsable?
 ¿Me tengo que considerar más irresponsable y mala madre por darles a mis hijos una opción educativa alternativa a la que me ofrece el sistema que, precisamente, por conocerla en profundidad no me interesa?
¿Me tengo que sentir peor como persona (pues la sociedad señala, juzga y sentencia el homeschooling) que una madre de profesión militar que apenas puede estar con sus hijos/as pero que por tenerlos escolarizados puede vivir tranquila porque se la considera, socialmente, correcta y buena madre por preocuparse de la educación de sus hijos/as?
¿Debo admitir, por la presión social que se nos ejerce, que los/las niños/as homescholers están maltratados, abandonados y desamparados porque sus padres/madres deciden, por su bien, ocuparse de ellos/as?
¿Estoy acaso, como ciudadana de este país, obligada a aceptar y admitir que no escolarizar a los/las hijos/as es negligencia, irresponsabilidad, abandono, delincuencia,...?
¿Estoy acaso obligada a considerar el concepto “educar y aprender sin escuela”  como sinónimo de “absentismo escolar” si para mi son dos cosas muy diferentes, sólo porque otras personas, por ignorancia, los mezclen?

Perdónenme, pero en un mundo así solo puedo sentir que soy de occidente por accidente.
El ser humano debería guiarse por la coherencia y el sentido común.  Pretender, hoy en día, que educar en el hogar es sinónimo de absentismo escolar y desamparo, es una locura dado que las diferencias conductivas, culturales y educativas de los/las niños/as NO ESCOLARIZADOS a conciencia de los padres/madres para atenderlos, de forma íntegra y familiar son muy considerables y evidentes respecto a las de los/las niños/as que están ESCOLARIZADOS pero no asisten a la escuela porque prefieren la calle dado que en casa no hay nadie (o si hay alguien es peor!) y en la escuela se aburren, molestan y agreden para llamar la atención, debido a sus carencias afectivas y educativas familiares, y sólo reciben rechazo y castigo con lo que prefieren “hacer campana” mientras sus padres/madres y, a veces, los propios maestros/as hacen la vista gorda. Ambas situaciones son muy contrarias y los cuadros familiares también!!!!
Convendría pues, que ya se empezaran a aplicar los correctos significados a ambos conceptos para diferenciarlos, sobretodo a nivel legislativo, pues quien desconoce todo lo mezcla sin pararse, tan siquiera, a escuchar para saber y, mucho menos, a pensar en el hecho de que no todos/as vemos y hacemos las cosas igual.
Aplicando pues la teoría del gran lingüista Saussure sobre el signo lingüístico, pienso que reconociéndose y atendiendo a cada concepto o significante desde su adecuado y correcto significado, se evitarían confusiones, disgustos y discusiones estériles pues se hablaría con más propiedad y conocimiento de causa, sobretodo, el funcionariado destinado a la protección y seguridad ciudadana que, parece ser, son los que más mezclan y confunden ambos conceptos.

Sirva el video que sigue para ilustrar y comprender porque pensé en los/las padres/madres de profesión militares, cuando me indigné tanto al saber la noticia del juicio del 9 de septiembre y porque considero tan injusto e irracional, estando ya en el siglo XXI, lo que se nos está haciendo a tantas familias responsables con nuestros/as hijos/as, con la vida de los/las demás y con la vida en si. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario