"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

miércoles, 3 de agosto de 2011


Muchas veces nos peguntan cómo pueden socializar nuestros hijos sin acudir a un colegio. Siempre contestamos lo mismo, nuestros hijos acuden a diversas actividades extraescolares, participan de nuestra vida social con amigos y familiares, comparten actividades y amistad con otros niños y otras familias que educan en casa gracias a las salidas, encuentros y grupos de proyectos para homeschoolers en los que participamos activamente, disfrutan de las ventajas de tener nuestra propia red de apoyo… Si tú tienes una actitud abierta y hacia fuera las relaciones salen constinuamente en el día a día. Nosotros tenemos una política de puertas abiertas y eso permite que disfrutemos de la visita de amigos con mucha frecuencia, pero no solo eso, si no que también vivimos hacia el exterior, procurando que nuestros hijos participen activamente de la vida de su entorno y su vecindad.

Para que los niños se integren con naturalidad es importante participar de forma activa en algunas de las actividades de nuestro pueblo o ciudad, que sean miembros del club de fútbol, de ajedrez, del coro, de la Banda, que se apunten al grupo de bailes populares, que salgan en los desfiles de la fiesta mayor con alguna peña… Si quieres que los demás te conozcan tú has de hacer un esfuerzo por conocer a otros y darte a conocer, y una forma maravillosa es interesándote por aquellas cosas más populares y queridas por las gentes de nuestro lugar de residencia.


 
Nuestra experiencia ha sido muy positiva en ese sentido allí donde hemos ido. Mis hijos siempre han logrado integrarse en todos los lugares donde hemos vivido, y formar parte de su entorno como uno más siempre ha resultado muy satisfactorio. Os aconsejo que allí donde viváis os apuntéis a participar de lo más tradicional, si vivís en Cataluña apuntaos a los “castellers” de vuestro municipio, si vivís en Valencia meteos en alguna banda de música, en Andalucía aprended a bailar flamenco, en Canarias participad en los pasacalles del carnaval, la sensación de formar parte de una comunidad es muy reconfortante y altamente beneficiosa para la autoestima de nuestros hijos que se sienten queridos y respetados por el resto de convecinos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario