"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

jueves, 29 de septiembre de 2011

Esto que estáis haciendo no se puede hacer.

Bien, esta es la afirmación categórica a la que todos los que estamos montados en este barco del homeschooling nos encontramos con demasiada frecuencia.
Pues, el el caso es que el sábado pasado, en una cena-quedada facebookera con los antiguos compañeros del cole me la proporcionó un antiguo profesor y la verdad es que me la esperaba, aunque me sentí un poco decepcionado. Personalmente siento un grandísimo respeto y un enorme cariño por él pues ha sido una persona que ha marcado mi forma de ser, mi actitud ante la vida y el estudio y todo lo ha hecho para bien, realmente tengo la gran suerte de poder decir que mi experiencia escolar fue altamente satisfactoria, primero porque disfrutábamos de un programa experimental en el que entre otras cosas no teníamos libros de texto y se nos invitaba y orientaba para conseguir la información que necesitásemos en las bibliotecas, enseñándonos a investigar y creando una relación de amor por la lectura; y segundo porque tuve el honor de tener profesores como él capaces de enseñar, transmitir y motivar para aprender. Pues bien esta decepción viene porque mi concepto de un enseñante-profesor que era capaz de transmitir todos esos valores y conocimientos de la forma en que lo hacía no podía asimilar la postura que nosotros los homeschoolers hemos decidido adoptar.
La primera réplica que le dí fue: "entonces tenemos un problema, porque si no lo puedo hacer llevo casi dos años haciéndolo". A continuación me dijo: "es que la constitución te obliga a escolarizar" a lo cual respondí "me parece que o no lo has leído bien o no consigues discernir escolarizar de la obligación de dar una educación". A continuación vino la advertencia de los problemas judiciales y legales que puede acarrear nuestra opción, frente a lo que yo le expuse que había creada una gran base de jurisprudencia a nuestro favor y gran cantidad de expedientes desestimados. Por último vino ya la catarsis, la traca final, el fin de fiesta cuando se trata de la cuestión de la educación en casa ante personas que ni conocen ni se han molestado en saber un poco de lo que están hablando, su palabra favorita, ¿la adivináis?
Si efectivamente la socialización , The Big S. Haciéndo un pequeño alarde de ironía le dije no se porque a todo el mundo les preocupa que mis hijos sean "socialistas..." Luego le pedí que me definiera la socialización, pero si me iba a decir que consistía en una escucha sumisa y pasiva de los alumnos que solo interaccionan durante media hora de recreo que esa definición ya la conocía, la habíamos sufrido y no nos parecía válida.
Bueno por hoy dejo ya este post de descarga, que a veces uno tiene que hacer para poder hacer callar a esos pequeños demonios que nos rodean.

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho como describes la situación pues, con las personas que no respetan y tratan de imponer, siempre pasa lo mismo y me he visto reflejada en muchas situaciones (desde que des-escolorice a mis hijos) que, por desgracia, he tenido que vivir y soportar (algunos/as se permiten insultar y amenazar)porque me ha atacado mucha gente de la que me rodeaba cuando era docente, entre ellos/as, ex-alumnos/as influidos por la mentalidad retrógrada y cateta de sus familias. Ahora bien, como no hay mal que por bien no venga, debo decir también que esta actitud de desprecio hacia lo diferente sin respeto ni educación ninguna me ha confirmado que la escuela NO EDUCA pues, en mi caso, algunos/as de mis propios ex-alumnos/as (que me querían un montón en el cole)me han insultado y despreciado por hacer homeschooling y esto, además de dolor, da mucho pero que mucho MIEDO y te hace reaccionar para luchar mucho más!
    Besos sinceros, Noel!

    ResponderEliminar
  2. Es que, aunque no sea nuestra intención, con nuestras diferentes opciones no escolarizantes, ponemos en cuestión el corazón mismo de la bestia, la sumisión, y la bestia amenazada de muerte, se revuelve. Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Yo voy a contar lo que me ha pasado, que espero que al menos una persona se convenza de que el lobo no es tan malo como lo pintan
    Estoy estudiando el grado de Educación Infantil en la Universidad on line Universidad Internacional de la Rioja, en la clase de la asignatura "Perfil profesional", el profesor abiertamente contestando a una compañera que el no estaba de acuerdo con Homeschoing, porque los padres no querían que los niños se relacionases...¡Toma Ya!
    Yo participe en el foro diciendo que eso no era verdad y les invite a la página de Ale... le dije, que al fin y al cabo nosotros seremos maestros de niños no de y para las instituciones, y que sí a mi me llamaban como profesora iba a acudir siempre que hubiese un niño. También le dije que lo que yo conocía no era así y que los padres se preocupan mucho por la sociabilidad de los niños...Me contestó dándome las gracias y diciéndome que no conocía la asociación y que se interesaría por el tema. Estoy segura que sus creencias van a cambiar. Un saludo Juana

    ResponderEliminar