"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

domingo, 25 de septiembre de 2011

Estoy cansada!

Estoy cansada de dar explicaciones; estoy cansada de recibir ataques, presión y humillación de quien no tolera, no respeta y no escucha pues sólo impone; estoy cansada de tener que justificarme porque me preocupo y ocupo de la educación de mis hijos y, por ello, no quiero llevarlos a la escuela pues no me ofrece lo que quiero para ellos y que considero vital para que puedan adquirir seguridad e independencia en el futuro; estoy cansada de que se mezclen conceptos por ignorancia supina, desde la administración, como absentismo escolar y educación en el hogar y, por ello se nos señale y se nos acuse de maltratadores; estoy cansada de ver tanta mala educación y agresividad en los parques y en la calle; estoy cansada de soportar malas miradas de padres/madres que pasan de sus hijos/as pero que se sienten superiores y normales porque sus hijos/as SI van a la escuela (con comedor y beca incluídos) aunque los tengan desatendidos, en la calle, cuando salen de la escuela y reciban gritos y collejas en sus casas el poco rato que pasan con sus padres/madres; estoy cansada de tanta locura; estoy muy, muy cansada y lo que más quiero es dedicarme a mis hijos pues es por ello que decidí des-escolarizar a los mayores y que no quiero la escuela para los pequeños, pero tengo que dedicar muchas horas a defender mi postura, a justificarme, a dar explicaciones en servicios sociales, a los vecinos/as que te malmiran, cuestionan y atacan, a defender el derecho que tengo de educar a mis hijos; estoy cansada de tener que educar sola a mis cuatro hijos porque sus padres no los han querido ni se ocupan de ellos y de que sea yo la acusada de desampararlos porque no los tengo escolarizados; estoy cansada de no poder dormir porque después de la jornada diaria ejerciendo de madre y maestra, tengo que defender mi dignidad y mis derechos porque otros/as, que disponen de horas libres porque sus hijos/as van a la escuela, extraescolares y al parque, se dedican a incordiarme y hacerme la vida imposible; estoy cansada de la catetez y el hermetismo, de la falta de valores, de la soberbia de muchos/as, de ver las calles y las playas sucias, de la gente que sólo critica, compite, miente y se queja; estoy cansada y lo que más quiero es dedicarme a la educación de mis hijos pues es lo que más me preocupa e importa en estos momentos. Sencillamente estoy cansada y lo expreso porque pienso que no es justo lo que se nos hace a las personas que, con responsabilidad y conciencia, no llevamos a nuestros/as hijos/as a la escuela porque los queremos y queremos lo mejor para ellos/as tratando de no cometer los errores que cometieron con nosotros. Estoy cansada de recibir tantos ataques e insultos porque mis hijos no van a la escuela, como si lo más importante para su futuro fueran los títulos y privo a mis hijos de poder tenerlos, viendo como me están maltratando por ello, personas que no tienen estudios ni educación ¿acaso mis carreras e incluso libros que tengo editados me están salvando del ataque social y presión que estoy recibiendo?¿Aseguran los títulos el bienestar y el que te respeten?¿Respetaran más a mis hijos en un futuro si tienen títulos o también los trataran como a mi?¿Acaso puedo creer en los títulos a estas alturas de mi vida y con todo lo que estoy viendo, soportando y viviendo? Cambiar para mejorar es evolucionar; Repetir y conformarse porque es lo que hay y hay que pasar por el tubo como todos/os es lo más habitual pero no lo más normal pues no permite evolucionar ni mejorar.
Estoy cansada de muchas cosas pero no me cansa, para nada, educar a mis hijos, jugar con ellos, aprender con ellos, quererlos, cuidarlos, protegerlos, reir y cantar con ellos, charlar, preparar comidas y disfrutarlas juntos, descubrir la naturaleza y disfrutar juntos de ella y lo que nos ofrece y enseña a diario,..., en definitiva, vivir y amar la vida junto a mis hijos pues por eso y para eso quise ser madre y tenerlos, desde mi conciencia y libertad.

5 comentarios:

  1. Me has dejado sin palabras Lidia. Yo más que cansada, con atodo lo que dices, me siento indignada. La falsa moral de muchas personas, el ataque injustificado hacia opciones que ni entienden ni se molestan en comprender, esa es la lacra de nuestra sociedad, la incomprensión. Ahora bien, hay que intentar centrarse en lo importante, nuestros hijos, porque de otra forma acaban contigo.
    Desde luego tienes toda mi admiración, porque llevar toda esa carga tú sola tiene un gran meérito.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lidia!
    Hace poquito que te sigo por aquí y me encanta tu seguridad, tu firmeza, tu coherencia y todo lo que transmites a través de todas y cada una de tus palabras.

    Tengo un blog modestito, pero me gustaría pedirte permiso para colgar este último post, que creo que es una declaración de principios en toda regla. Y hay que aprender a escuchar al que pienso diferente, sencillamente.

    Ya me dices qué te parece, sin compromiso alguno por supuesto. De mientras, un beso enorme y ánimo siempre!!!

    ResponderEliminar
  3. Todo mi apoyo. Otra vez queda reflejada la ignorancia, la incoherencia, la incomprensión de algunas personas hacia la educación.

    Me parece que ha quedado clara tu firmeza y convicción de lo que haces. Esto es educar, amar a los que educas, aprender a saber lo que estas haciendo, aprender a aprender, ...

    No hay duda de que tu formas parte de éste pequeño mundo, no lo olvides. Esto es lo más importante.

    Fuerza. Un abrazo. Joel.

    ResponderEliminar
  4. Lídia, eres una campeona, y de tu cansancio nace tu fuerza.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  5. Paloma, muchísimas gracias otra vez, pues tus palabras, tu apoyo y tu criterio siempre me animan y me dan fuerza, que bonito e importante poder comunicar con personas como tu!
    Larri, encantada de saludarte y muchísimas gracias por tu valoración hacia mi persona y por tu apoyo. He entrado en tu blog y me ha gustado mucho y, evidentemente que puedes poner el post pues es de mucho agradecer tu empatía!!!!
    Joel, que agradable llegir-te també aquí. Gràcies per la teva empenta, consciència i recolzament i gràcies també per estimar la vida com l'estimes!!!!
    Nely, yo no he elegido lo que me está tocando vivir, precisamente por atreverme a elegir la educación y tipo de vida que quiero para mis hijos, estoy recibiendo tanto ataque y desprecio y no es justo que, algunas personas, tengamos que vivir tan explotadas e insultadas por la irresponsabilidad y falta de respeto que tienen otras. No me considero una campeona, sencillamente soy una persona y madre que también quiere vivir en paz y ser feliz por eso estoy tan cansada y harta de ver como se escapa mi vida porque me hacen luchar, indignar y alterar los/las intolerantes e irresponsables!
    Gracias a todos/as, pues sentirte comprendida entre tanta incoherencia e incomprensión es, además de esperanza, respiro!

    ResponderEliminar