"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

lunes, 19 de septiembre de 2011

Sexo, mentiras y libros de texto.

Un gran catedrático de la universidad pregunta a sus estudiantes de magisterio: ¿cual es el gran amigo del maestro? ...
un ilusionado alumno responde, ¿el niño?
No. El Libro de Texto, sentencia el catedrático.
El maestro y el libro de texto.... el gran azote del pensamiento libre.... seguro que se ha dicho antes pero no se por quien (tal vez Jose Luis Sanpedro o Pedro García Olivo)
Extraido de: EL AGUA Y EL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL
Mª Antonia Antoranz Onrubia*, Fco. Javier Martínez Gil**
* I.E.S. “Ramón Pignatelli”, Zaragoza
** Universidad de Zaragoza
http://grupo.us.es/ciberico/archivos_acrobat/sevillaponenantoranz.pdf
[...] "Los centros educativos forman parte del modelo de sistema social instaurado en cada momento, de manera que los diseños curriculares acaban reflejando los problemas, las tensiones y los intereses organizados presentes en la sociedad. El tipo de régimen político y las ideas dominantes, acaban impregnando la acción educativa, de forma que más que educar lo que se pretende es “socializar” a los niños, adaptarlos para que en unos pocos años acaben formando parte de un determinado tejido social. “La socialización de la generación joven por la generación adulta es lo que llamamos educación” (Durkheim, citado en Fernández Enguita, 1995)[...]
Si se quiere que el día de mañana los adultos sean conscientes de la importancia de circular de manera reglada, respetando las normas de tráfico establecidas,… ¡los niños recibirán educación vial! Si queremos que amen la naturaleza, que cuiden el medio ambiente, que entiendan a los inmigrantes, que se cepillen los dientes, que lean, que no tomen alcohol, que no se droguen, que los jóvenes practiquen un sexo seguro...¡esos temas serán incluidos de forma obligatoria en el sistema educativo del país! [...]
Cuando una idea -la que sea-, es inculcada en el niño a la edad adecuada, se queda gravada en el fondo de su mente, de forma que después, en la etapa adulta -salvo que haya tenido un proceso cognitivo nuevo que explícitamente venga a sustituirla -será la idea que usará en todas las ocasiones de su vida, determinando su forma de pensar y de sentir. [...]
Los alumnos por sí mismos no desarrollan valores, los adquieren a partir de la información que les damos las personas que decidimos por ellos. Según la idea de Platón, la mente acaba convirtiéndose en lo que aprende:“en consecuencia, seleccionar los contenidos de los currícula escolares es una cuestión vital” (Egan, 2000, 31). Refrendados en la autoridad de los libros de texto y en el discurso complementario del profesor, los escolares entienden que lo que se les enseña es lo bueno, lo incuestionable. Es más, los alumnos llegan a ver en la aceptación de los criterios que se les ofrecen, una forma de ser acogidos por la sociedad, que a través de la sabiduría aprendida en los centros escolares los integrará en el grupo, asegurándoles un puesto en la organización del futuro. Les ofrece, además, la tranquilidad de pertenecer a la mayoría.
La transmisión de saberes, conocimientos e información es un proceso de inculcación, selección y omisión. “Inculcación”, porque lo que la institución escolar pretende es que niños y jóvenes interioricen ideas e interpretaciones de una realidad previamente determinada, haciéndolas suyas. “Selección”, porque la escuela no imparte la cultura en general, sino una cultura en particular, basada en opciones previas sobre qué informaciones, qué conocimientos, saberes, destrezas e ideas son dignas de ser transmitidas, enseñadas y aprendidas entre todas las posibles. “Omisión”, porque el mismo acto de seleccionar algo supone que lo demás no es digno de ser enseñado ni aprendido (Fernández Enguita, 1995).
La manipulación y el uso que se hace de la infancia por parte de los políticos y de la sociedad, es tema preocupante que está dando lugar a numerosos estudios, especialmente en el mundo anglosajón (Steinberg y Kincheloe, 2000, y Fatas: “Censura de libros”. Heraldo de Aragón, 14 jul. 2002). [...]

Y más en el "curriculum oculto antiecológico en los libros de texto: Comisión de Educación Ecológica de Ecologistas en Acción http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/Informe_curriculum.pdf
[...] La educación es sinónimo de escuela
En general los libros de texto no hacen un análisis de la escuela y de su historia, de la relación de esta con el poder, con las clases sociales y con el territorio. La escuela no es un contenido relevante en la escuela. Por lo común, el escaso discurso social sobre la educación se reduce a la reflexión sobre la escuela u otras instituciones académicas. Es la escuela quien educa a los menores. De este modo se ignoran o desprecian otras formas de transmisión de saberes, se eliminan otros espacios de aprendizaje como la familia, la comunidad, el trabajo o la naturaleza. No se tienen en cuenta las formas de educar de las culturas sostenibles. En ocasiones se transparenta una visión optimista del logro de la escolarización generalizada en occidente, que sin duda supone una ventaja sobre la generalización del trabajo infantil en tiempos anteriores, pero se obvia la otra cara de esta escolarización, esto es, que fue concebida primordialmente
para formar trabajadores/as integrados/as en el sistema dominante. No se cuestiona este papel de la escuela.
En los textos se presenta la educación escolar como un camino hacia el progreso, como un instrumento liberador, igualador, optimizador y aséptico. Educación es progreso, mientras que sostenibilidad es atraso.
“Sólo a través de la educación se puede alcanzar cualquier meta deseable en el desarrollo pleno y positivo de las nuevas generaciones”
p. 174 Lengua y Literatura 1º de Bachillerato SM
Los libros omiten la distinción educación pública-privada y también la distinción educación confesional y aconfesional, ocultando que la organización y los conocimientos que se imparten están configurados desde grupos de poder. La educación está asociada a un espacio específico, las escuelas. Esta reclusión espacial impide conocer y valorar el territorio y aprender a sobrevivir y vivir bien en él, aprendizaje necesario para un comportamiento sostenible.
[...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada