"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

martes, 13 de diciembre de 2011

Ponencia de Ale en el II Congreso Homeschooling. Universidad de Navarra 2011.


ASOCIARSE PARA DEFENDER EL DERECHO A APRENDER EN FAMILIA
Orozco Jabato, Fernando
Mc Inerney, Daragh
Pérez Rodríguez, Ana
(Asociación para la Libre Educación, ALE)






Resumen: La asociación para la Libre Educación, ALE, agrupa a varios cientos de familias que educan a sus hijos en el hogar. La asociación es plural y no está vinculada a ningún movimiento político, confesional o pedagógico. Algunas de las actividades de la asociación son la creación de redes de apoyo, la recopilación de información legal, el asesoramiento a familias, la difusión y el contacto con otros grupos afines, dentro y fuera del estado español.


Palabras clave: asociación; educación; hogar; familias.


Abstract: The Association for Freedom of Education, ALE, brings together hundreds of families who educate their children at home. The association is diverse and is not bound to any political, confessional or pedagocical movement. The activities of the association include the creation of support networks, the compilation of legal information, advice to families, media broadcasting as well as contact with other like-minded groups, both within and outside of Spain.


Keywords: association; education; homeschooling; families.


Desarrollo:
a) Objetivos:


Creemos que los niños tienen derecho a aprender en familia.


Consideramos que todo aquel que elija esta opción para sus hijos no debería ser discriminado por la sociedad ni perseguido como un delincuente.


Queremos que se reconozca la libertad de elección de la forma y lugar en que nuestros hijos aprenden.


Sabemos que es un camino difícil y pensamos que es mejor no hacerlo solos. Somos una minoría y nos conviene estar bien comunicados. Cualquier acción emprendida nos afecta a todos.
Podemos trabajar juntos, asociarnos y estar en contacto.



b) Descripción del trabajo:



Asociación para la Libre Educación


La Asociación para la libre educación, ALE, agrupa a unos cientos de familias procedentes de todos los puntos de la geografía española , cuyos hijos no acuden a la escuela. Estas familias han optado por el llamado homeschooling, es decir, que han asumido la responsabilidad de educar a sus hijos en el hogar y, debido a la falta de reconocimiento legal y a que se trata de una opción minoritaria, sienten la necesidad de asociarse para tener un apoyo en su experiencia y para buscar juntos dicho reconocimiento formal.


Se trata de familias con distintos motivos para educar en casa, distintas maneras de vivir y de educar y distintas opiniones respecto a la forma de buscar el reconocimiento legal de nuestra opción. Y ALE, como entidad, tiene como razón de ser, actuar en favor de las familias que educan o que quieren educar en casa, y eso, en temas de legalidad y dada la pluralidad de sus componentes, es algo complejo y no tiene respuestas fáciles.


La Asociación para la Libre Educación ha puesto este año en marcha un modelo abierto de participación asociativa que, buscando la confluencia de la gran diversidad de los socios y buscando apoyos en asociaciones homeschoolers nacionales e internacionales, ha propiciado un rico diálogo donde todos, incluidos quienes no están asociados, nos podemos encontrar y aportar los unos a los otros en busca de un camino común.




Dónde estamos


A veces toca empezar de nuevo. A la ALE, la asociación para la defensa de la libre educación, le ha tocado este año de 2011. Partiendo de los impagables esfuerzos de quienes vinieron antes, de sus logros y avances, de los espacios que conquistaron para nosotros en esta sociedad, nos toca ahora asumir el riesgo de equivocarnos, y abrir nuevas sendas, generar nuevas sinergias para re-inventarnos y conseguir que nos permitan a todos y todas, adultos y menores, educarnos libremente, respetuosamente, siguiendo aquellos criterios que, en conciencia, consideramos los correctos y deseables. A veces toca empezar de nuevo porque las circunstancias así lo exigen, con nuevos movimientos e iniciativas.


Este año, a una nueva Junta Directiva se le encomendó empezar de nuevo y se reinventó a sí misma, descentralizándose de algún modo, al abrirse a la participación de cualquiera en ella como vocal. De este modo, junto al nuevo presidente, vicepresidenta, secretaria y tesorera, más de cuarenta vocales completan la junta directiva. Esto no es ningún obstáculo para que otros socios, que no son miembros de la junta directiva, estén colaborando muy activamente en diversos ámbitos y se invita a todo el que lo desee, a que escriba en el blog (con la campaña 31 días, 31 escritores), trabaje en el equipo legal, el de prensa o el informático, de respuesta a las consultas realizadas a la asociación, organice encuentros en sus comunidades autónomas, etc. Y parece que ha habido una respuesta a la llamada a la participación activa de los socios, en la defensa de nuestro derecho a asumir, hasta el final, la responsabilidad que, como progenitores, tenemos de ofrecer a nuestros hijos e hijas el mejor aprendizaje que merecen.


Partimos de una premisa: constituimos una gran pluralidad, y nos reconocemos en ella. Es muy importante que todos nos sintamos respetados y representados, porque ALE somos, precisamente, esa sinergia que nos reúne a personas con muy diferentes estilos de vida, convicciones, credos, aspiraciones, formas de educar y que, sin embargo, se reconocen como iguales en el derecho a la libertad de que sus hijos aprendan fuera de la escuela oficial, en familia, en sociedad y en comunidad. Tenemos que aprovechar esta insólita confluencia de diversidad respetuosa de sí misma, en busca de un objetivo común: la libertad educativa.



Ser o no ser.... regulados


¿Cómo se puede sostener esta pluralidad en asuntos que muchos ven como algo blanco o negro? ¿Cómo se puede tener en cuenta, a la vez, los intereses de un grupo de personas que de un lado piensan que es mejor tener una regulación explicita para no sufrir futuros o presentes problemas legales, y de otro que una regulación ahora traería a nuestro entorno algunos de los mismos problemas, o quizá mayores, por los que no elegimos la escuela convencional?


Para intentar tratar de resolver esta contradicción, hemos apostado por el diálogo, pensando que, con un proceso de comunicación abierto y respetuoso, pueden, finalmente, verse cosas que no eran antes visibles. Con este fin, hemos organizado unos encuentros con el nombre de Reuniones Locales Sin Escuela, por toda España, abiertas a todo el mundo que educa fuera del sistema oficial, ya fueran miembros de ALE o no y educando en casa o en escuelas libres, con el fin de tener la mejor visión global de nuestra situación. Continúa, pues, la llamada a la participación activa, inclusiva. También esta vez ha habido respuesta, y en numerosas provincias se han producido ya encuentros que han servido para afianzar lazos de proximidad y reconocimiento, discutiendo abiertamente los aspectos fundamentales de nuestra situación actual, y coordinándose entre ellas, para encontrar puntos de encuentro.


En estas múltiples reuniones se ha hablado de cómo solucionar los problemas a los que se enfrentan las familias cuando sacan a los niños del colegio, de cómo afrontar la discriminación a la hora de obtener títulos, de la difusión y aparición en medios de comunicación, etc. y ha vuelto a plantearse el debate sobre la regulación: lograr el reconocimiento legislativo explícito, contactando con las autoridades y aceptando una regulación, posiblemente más restrictiva de lo deseado, con el fin de solventar la incertidumbre actual o concentrarnos en pelear como colectivo para ganar los juicios que se van produciendo y ofreciéndonos apoyo mutuo, a la espera de una sociedad más preparada para aceptar nuestro ejercicio de libertad. Se ha podido hablar libremente sobre los pareceres e inquietudes de cada cual sobre las posibles líneas de actuación. Y seguimos comunicados a través de un grupo de correos abierto a todos los que quieran participar. Estos debates continúan aún, esperando que el esfuerzo de intentar encontrar un camino, que respete los deseos de todos, tenga sus frutos.


Las líneas de actuación han sido varias en los últimos años por parte de ALE. Volvamos atrás los pasos. La asociación se gestó, hace unos nueve años, a partir del antiguo grupo, de ámbito estatal, Crecer Sin Escuela1, que basaba su comunicación en un boletín de periodicidad trimestral a domicilio. En 2001, se creó una lista de correo electrónico con ese mismo nombre, pero acabó cambiándose por el de Educación Libre2. Esta lista todavía esta activa, y fue el lugar donde nació la idea de fundar una asociación formal en busca del reconocimiento.


En diciembre del 2002, las personas que estaban más dispuestas a plantearse la posibilidad de negociaciones con la administración y a debatir sobre las posibles concesiones que se pudieran ofrecer a cambio de acceso a exámenes libres o de entrar en un marco legal claro y definido, fundaron la Asociación para la Libre Educación, ALE3, que en sus estatutos expresa los objetivos de defender el derecho de las familias a educar a sus hijos en el propio hogar, facilitar la información de esta opción educativa a todos aquellos que se interesen por ella, crear redes de apoyo entre las familias que eduquen a sus hijos en casa, reclamar el reconocimiento legal, exigir el libre acceso a los exámenes para la consecución de títulos oficiales sin discriminación por edad, procurar un intercambio enriquecedor entre la educación en el hogar y las instituciones educativas y mantener contacto con otros grupos afines, dentro y fuera del estado español. Además, la asociación se declara no vinculada a ningún tipo de movimiento político, confesional o pedagógico.


En los comienzos de ALE, se quería llegar a un reconocimiento por parte de la sociedad en que vivimos. Hubo contactos con la administración, y se continuó con la difusión que emprendió Crecer Sin Escuela, pero con una actitud más favorable al reconocimiento que aquella. Pero sigue sin llegarse a un acuerdo sobre si se debería emprender el camino de la negociación con la administración. En 2006 se produjo una ruptura en la asociación, y varias familias salieron para formar Educar En Familia, Coordinadora Catalana pel Reconeixement i la Regulació de l’Educació en Família4, una organización totalmente a favor de la negociación para conseguir una regularización del homeschooling, mientras que en ALE había serias dudas sobre el tipo de regulación que podía darse en el clima imperante y el enfoque continuó centrándose en sus otros objetivos.


Se optó por poner quejas al defensor del pueblo español y figuras equivalentes de las comunidades autónomas, para conseguir apoyo y se tuvo éxito en distintos casos. También se fue estableciendo contacto con diferentes representantes administrativos y políticos de nuestro país, acercando nuestra propuesta y exponiendo la necesidad de un cambio en la LOE y en los protocolos de absentismo.


Al mismo tiempo, se continuó con una labor de compilación de los distintos archivos legales de los casos ganados para que cada familia pudiera tener acceso a ellos, y servir de apoyo a las familias que atravesaban procesos legales, a través de contactos con abogados, cartas de apoyo, informes pedagógicos e ideas para las estrategias a seguir. La asociación ha venido realizando un trabajo de asesoramiento y acompañamiento a estas familias, que necesitan apoyo en esos momentos.


Además, se dispuso de un foro de uso exclusivo para socios donde todas las familias pueden leer e intercambiar contenidos sobre el aprendizaje en casa y sentirse apoyados y en contacto con otras familias en la misma situación. Y, desde los comienzos, respondiendo a la necesidad de las familias socias de establecer lazos presenciales tanto entre los padres como entre los niños, anualmente ALE organiza un encuentro en verano, de carácter estatal, además de haberse creado grupos en diferentes zonas que realizan encuentros durante todo el año.


Por último, se ha hecho énfasis en la difusión, saliendo en prensa, radio y televisión, publicando dos libros, manteniendo una página web y un blog, estando presente en las nuevas redes sociales de Internet, atendiendo un número de teléfono y dirección de correo electrónico de contacto para padres con dudas y participando en charlas, conferencias y ferias por todo el país, con el fin de dar a conocer el homeschooling e influir en la opinión pública para que pueda ser aceptado con más facilidad.



Sinergias


Ahora toca empezar de nuevo, y ha sido clara la llamada a la implicación de las familias para lograr entre todos, no ya sólo fortalecer y ampliar una red de apoyo mutuo, sino para comprender y debatir nuestras diferentes posturas en busca de caminos comunes para tratar con la administración, y para comprender nuestra opción común en su integridad y diversidad. Las sinergias que han producido las respuestas a este llamado, han dado ya sus frutos y diversos proyectos han echado a andar.


El encuentro anual de Ale al final de éste verano se convirtió en un peculiar evento donde se sucedían y simultaneaban charlas, discusiones, talleres, cuenta-cuentos, encuentros, una interesante confluencia de diversidad. Y este escenario fue el marco de una Conferencia internacional sobre homeschooling, en la que participaron representantes de las principales asociaciones europeas de diez países europeos: Reino Unido, Francia, Italia, Bulgaria, Países Bajos, Portugal, Suecia, Alemania, Polonia, España y con una representación de la HSLDA de los Estados Unidos.


Se dialogó sobre las mejores maneras de ayudarnos mutuamente, y resultó muy interesante aprender de los diferentes procesos de cada país y ver cómo podríamos aplicar algunas ideas y estrategias a nuestra situación aquí, en España. Los vídeos de las ponencias de la conferencia se pueden encontrar en nuestro Blog5 o en nuestro canal de video6. Las conversaciones han continuado desde entonces y hay una conferencia, a través de la web, planeada para diciembre y otra reunión en Alemania, en Enero, para seguir trabajando en la forma de aunar esfuerzos y sumar fuerzas. Pensamos que es importante mantener, y aún ampliar, esta unión porque nos enfrentamos a estructuras similares y podemos beneficiarnos los unos de los otros trabajando en común.


A este encuentro asistieron más de cuatrocientas personas, entre adultos y niños. Se invitaron a representantes de otras asociaciones españolas, relacionadas con el aprendizaje fuera de la escuela y se recuperó el diálogo sobre la búsqueda de la regulación, lográndose un ambiente de respeto y confianza entre todos.


Continúan, pues, extendiéndose las sinergias, lo diverso sigue confluyendo para lograr encontrar caminos, nuevas perspectivas. De estos encuentros, que la llamada a la participación y la implicación ha proporcionado, se han formado además diversos grupos de trabajo, que plantean abordar la situación desde los ámbitos legales, sociales, psicológicos, educativos. Se está contactando a diversos profesionales de los distintos sectores, para propiciar su encuentro y discutir los diferentes aspectos de la opción de educar fuera de la escuela o en casa. Estamos organizando una video-conferencia con abogados y profesores de derecho para Noviembre y queremos hacer lo mismo con sociólogos, psicólogos, educadores, etc. así como realizar contactos con la comunidad académica, sensibilizada con esta opción educativa, y otras asociaciones u organizaciones con intereses comunes.
Paso a paso, pero sin pausa, se avanza en los distintos ámbitos y la idea sería poder disponer finalmente de un dossier, abierto, siempre ampliable, que estuviese a nuestra disposición y pudiera valernos en nuestra defensa, en caso de que necesitáramos defendernos.





Resultados y/o Conclusiones:



Hay que empezar de nuevo, y hemos empezado por reencontrarnos. Ahora buscamos la mejor manera de caminar juntos ayudándonos, aportando cada cual aquello que puede aportar, que siempre es mucho por poco que pudiera parecer. Somos diversos y aceptamos nuestra diversidad. Queremos, de hecho, disfrutar nuestra diversidad en libertad. Y aquí es, quizás, dónde radica el problema, ya que con nuestra opción, nos enfrentamos todos a grandes temas: desde la relación entre el estado y la familia, entre la sociedad y el ciudadano, a la aceptación por parte de las autoridades y los ciudadanos de a pie de opciones educativas divergentes de las actualmente vigentes.


Nosotros quisiéramos que todo el que esté interesado se anime a formar parte de nuestra asociación7. Por una parte, las familias que quieren educar fuera del sistema educativo oficial, independientemente de que estas pertenezcan, a su vez, a otra organización. Todas podrían tener un lugar en ALE, por la libertad de educación y por nuestros hijos, que es lo que a todos nos importa. Y por otra parte, aquellos profesionales y académicos que crean en el derecho a educar y a aprender en familia, también tienen cabida en la asociación. De cualquier modo, respetando la libertad de cada uno, de querer asociarse o no, queremos establecer vínculos con todos ellos porque creemos que todos juntos podemos ser más fuertes, que la visión de cada uno es valiosa y que así las mejores ideas podrán llegar a la práctica.




Referencias Bibliográficas


-- Asociación para la Libre Educación. Educar en casa día a día. Ob Stare, Aguilar, Barcelona. (2009)
-- Asociación para la Libre Educación. Razones para educar en familia. Asociación cultural Tremn. (2005)



Notas

1http://crecersinescuela.org/: página web de la Asociación Crecer sin Escuela
2http://es.groups.yahoo.com/group/educacionlibre/: lista de correos Educación Libre
3http://www.educacionlibre.org/: página web de la Asociación para la Libre Educación
4http://educarenfamilia.org/: página web de Educar en Familia
5http://aleenred.blogspot.com/: blog de ALE
6http://www.youtube.com/user/videosEducacionLibre: canal de video de ALE
7secretaria@educacionlibre.org: correo electrónico para solicitar asociarse a A.L.E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario