"Nunca dudes que un grupo pequeño de ciudadanos comprometidos puedan ser capaces de cambiar al mundo, de hecho, ha sido lo único que lo ha cambiado."
(Margaret Mead)

sábado, 17 de marzo de 2012

Ivan Illich, acercamiento a su obra en Jerez de la Frontera

En el Ateneo Libertario Eliseo Reclús, de Jerez de La Frontera (Cádiz), se presentará el próximo día 22 de marzo el libro reeditado por la Editorial Brulot La Sociedad Desescolarizada, de Ivan Illich. La presentación correrá a cargo de Pedro García Olivo, prologuista del mismo, y tendrá lugar en la Calle Gaspar Fernández, 1, a las 20:00 horas.

Sobre La Sociedad Desescolarizada:

En un tiempo en que la Escuela se universaliza sobre el cadáver de las distintas modalidades educativas no-occidentales, en que reduce a la mínima expresión las restantes instancias de transmisión cultural, con las que de algún modo competía, en que se sabe sin enemigo, sin paliativo, sin contrarresto, ídolo sin crepúsculo, autoridad incuestionable, la figura de Iván Illich cobra una importancia inusitada.

Así como contamos con una robusta tradición pedagógica, un amplio abanico de experiencias reparadoras de la escolarización, (…] así como son miles los autores que han pensado para la Escuela, viendo el modo de “mejorarla”, “reformarla”, “modernizarla”, “actualizarla”,… apenas podemos citar a unos cuantos teóricos “disidentes”, entregados a la crítica “radical” de la institución de enseñanza, en la línea de lo que se ha titulado “anti-pedagogía” o “desescolarización”.

Sobre Ivan Illich: (Viena, 1926 – Bremen, 2002).

Pensador y ensayista Mexicano de origen Austriaco. Persona polifacética y autor de una serie de 45 críticas a las instituciones clave del progreso en la cultura moderna. Se ocupó en formular profundas críticas a la educación escolar, la medicina profesional y de patente, el trabajo ajeno y no creador, y el consumo voraz de energía en las sociedades desarrolladas. Entre 1932 y 1946 estudió y se graduó con los más altos honores en teología y filosofía en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma y en lugar de aceptar el ofrecimiento de trabajo como diplomático del Vaticano, prefirió trabajar como párroco asistente en Nueva York. En 1956 se trasladó a Puerto Rico para ocupar el cargo de vicerrector de la Universidad de Ponce (de filiación católica), y, tras permanecer en la isla antillana por espacio de cuatro años, se consagró a la redacción y difusión de sus radicales ideas pedagógicas por todo el ámbito hispanoamericano.

Entre sus obras más influyentes en los estudios pedagógicos del último tercio del siglo XX, figuran algunos títulos tan notables como La escuela, esa vieja y gorda vaca sagrada (1968), Una sociedad sin escuela (1971), Herramientas para la convivencialidad(1973), Energía y equidad (1973), Némesis médica: la expropiación de la salud (1975), Educación sin escuelas (1975), La sociedad desescolarizada (1978), La escuela y la represión de nuestros hijos (1979) -escrita en colaboración con Hildegard Lüning-, Shadow-work (1981), Producir (1982), Ecofilosofías (1984), En América Latina, ¿para qué sirve la escuela? (1985), La educación (1986) -escrita en colaboración con Paulo Freire-, y H2O y las aguas del olvido (1989).

La tesis fundamental que alienta todas estas obras afirma que ninguna de las instituciones tradicionales de la sociedad industrial se adecua a las necesidades reales del mundo actual, por lo que es necesaria una revisión de todas ellas, empezando por la que Iván Illich considera como la más perniciosa: la escuela. Según él la educación pedagógica sostenida institucionalmente por la escuela tradicional se ha convertido en una mercancía carente de valores éticos, concebida únicamente como un hábil instrumento para la formación de escolares utilitaristas y competitivos.

Sobre Pedro García Olivo:

(Cartagena 1961) nace en la pedanía de Fuente-Álamo, en el seno de una familia de clase baja. Se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Murcia, donde cursó también estudios de Filosofía.

Residió en la Hungría tardo-socialista de fines de los 80, donde fue acogido como investigador-huésped por la Universidad de Budapest. Antes de eso, aprobó una oposición y ejerció no demasiados años como profesor agregado de bachillerato. Fueron los días de las denuncias, de los expedientes, etc. Días de una práctica deliberada de la insubordinación docente.
Abandonó la Enseñanza y durante siete años se dedicó al pastoreo, viviendo de la explotación de un pequeño rebaño de cabras en una aldea de montaña del interior valenciano.
Por razones de pobreza atenazante, solicitó en el estío del 2001 el reingreso de excedencia, y da en la actualidad clases de Ciencias Sociales y Geografía en la SES de Alpuente.
Confiesa padecer esa circunstancia como una contradicción intolerable: “Me alivia pensar que, como ayer, estoy sólo de paso por la educación; y que este baño de infamia acabará pronto. Pero no estoy tan seguro…”

A raíz de la primera edición de El irresponsable, y en parte debido a la polémica suscitada por sus planteamientos anti-escolares, que afectan también a las experiencias pedagógicas ‘alternativas’ interviene como conferenciante en Universidades del Estado español y Latinoamérica, y en diferentes Ateneos, Bibliotecas sociales…

Para contribuir a la difusión de las literaturas enemigas, proyectó una editorial no-económica, que distribuirá de forma gratuita sus realizaciones: “Los Discursos Peligrosos Editorial”.
www.pedrogarciaolivoliteratura.com

Fuente: Ateneo Libertario Eliseo Reclus
www.ateneolibertarioeliseoreclus.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada